1. Home
  2. »
  3. La empresa
  4. »
  5. Startup mexicana apuesta por productos de belleza con miel

Startup mexicana apuesta por productos de belleza con miel

Facebook
Twitter
Pinterest

México 14 febrero._ Abeja Reyna es una empresa mexicana de productos de belleza hechos con miel.

Así comenzó: una enfermedad casi acaba con el negocio de miel que Hilda Elba Cortés inició en 1987, en Jalisco. Sin embargo, el espíritu emprendedor que esta empresaria transmitió a sus hijos permitió que su compañía tomará un nuevo rumbo y se reinventara para ofrecer productos de belleza hechos con miel, responsables con las abejas.

A finales de la década de 1980, Hilda compró 150 colmenas a un apicultor que se fue a «perseguir el sueño americano». Sin experiencia previa en el rubro, pero con amor por estos insectos, su negocio salió adelante. Actualmente, Abeja Reyna cuenta con 9,000 colmenas de las que obtiene unas 300 toneladas de miel cada año, con un proceso que evita la muerte de las abejas.

Hilda aprendió apicultura como un pasatiempo y pronto se convirtió en una de las principales productoras de miel en el occidente de México, con más de 3,000 colmenas.

“Cuenta mi mamá que desde que entró al apiario sintió una conexión muy profunda con las abejas”, dijo Luis Ramírez, hijo de Hilda, en entrevista con Business Insider México.

Clientes

Entre los clientes de Abeja Reyna estaban Heinz y Broncolín, lo que permitió al negocio crecer. Sin embargo, la llegada de miel importada de China en 2000 representó un reto para la continuidad de la empresa.

Sin los clientes habituales de materia prima, la firma se enfrentó al dilema de «renovarse o morir». Fue entonces que Abeja Reyna vio una posibilidad en el segmento de cuidado personal y comenzó a elaborar shampoos, cremas corporales y acondicionadores.

Hilda se acercó a varios artesanos y productores de aceites para hacer pruebas para estos productos. Sin embargo, una enfermedad retrasó sus planes.

Cuatro años más tarde, en 2015, los siete hijos de Hilda tomaron el timón de Abeja Reyna, y renovaron el negocio familiar. La firma participó en “Reto Zapopan», un programa que les permitió acceder a un crédito por 500,000 pesos. Así, nació la segunda generación de Abeja Reyna en la cochera de Hilda.

Noticias Relacionadas